jueves, 13 de diciembre de 2012

Luna menguante









En la terrible luna.
En la menguante luna.
En la luna colgada
                      sobre negras pendientes.

En la luna sin sombra.
En el trozo roído.
En la inquietante ausencia de uno de sus bordes.

No estuviste.
No estás.
No estarás nunca.

Esta luna de cieno
sobre calles dormidas.
Sobre hombres sin sueño.
O sobre tu cabeza.
Sobre tu cráneo mondo.
Sobre tus puros huesos.
O tus fechas en piedra.

No volverá a crecer.
Se quedará achicada.
Curva estrecha, vacío.
Delgada insinuación
de este cielo muerto.


Rocío Hernández Triano

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada