domingo, 18 de diciembre de 2016

Gonzalo


Dos hombres se dicen, se desmadejan.

¡Oh tarde de los Generales!

Cerrar los ojos y que las verdades rojas
o las muchachas de la fruta,
las tres fotografías de cuando,
¿te acuerdas?
la policía, su prisa de almidón
y nosotros corriendo, con los bolsillos
llenos de carbón y futuro:
por los tejados, el gato,
apóstol del presente.

Dos hombres diciéndose, en las hilachas.

¡Oh noche de los Generales!

Mi último poema es más viejo que yo.
Aún puedo ver las farolitas de cuando,
las bellas ratas del amanecer,
¿también tú?
Hasta la policía se cansa
y nos arde el bolsillo si recordamos mucho:
por los tejados, el gato,
bujía del pasado.

Iván Onia Valero

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada