martes, 3 de junio de 2014

La Grande Bellezza (poemas rodados toma 15)


Siempre se termina así,
con la muerte,
pero primero ha habido una vida escondida bajo el

bla, bla, bla, bla...

Todo está resguardado bajo la frivolidad y el ruido,
el silencio y el sentimiento,
la emoción y el miedo,
los demacrados e inconstantes destellos de belleza,
la decadencia, la desgracia y el hombre miserable.
Todo sepultado bajo la cubierta de la vergüenza
de estar en el mundo

bla, bla, bla, bla...

En otros lugares hay otras cosas,
a mí no me importan los otros lugares,
así pues, que empiece la novela.
En el fondo es sólo un truco,
sí,
es sólo un truco.

4 comentarios:

  1. El arte comienza con el hartazgo y el ocio, en ese tiempo vacío que espera la vuelta del hambre.
    Se ha dicho que la decadencia de Roma fue consecuencia de su victoria sobre Cartago: feedback control dicen ahora los enterados.
    ¿Qué oponer a aquel flujo de bienes –botín- y servicios –esclavos- que la siguió?
    Es cierto que hubo arte mucho antes, algo después de las herramientas imprescindibles: abalorios de conchas, flautas de hueso, cerámica, etc. Son muy viejas las mentiras.
    César legisló sobre las exhibiciones del lujo. Adriano rompía los catres y arrasaba los jardines de las guarniciones estables del norte. Todo es inútil: “ante la estupidez humana los propios dioses batallan en vano”.
    Esa peli me parece un engañabobos, otro vómito de mierda para distraer a los más tontos. No veo nada de interés en la decadencia.
    Y tú, ¿qué opinas?
    N,

    ResponderEliminar
  2. Yo no entiendo casi nada de casi todo, así que mi opinión es tan refutable como válida. Tuve que ver dos veces la película, la primera no me pareció algo grande como había leído y escuchado de voces más autorizadas que la mía, así que me dispuse para un segundo visionado más tranquilo puesto que el problema de no saber captar ciertas cosas debía ser sólo mío. En esta segunda oportunidad sí vi en partes esa belleza grande de la que presume, mezcla entre golpes visuales y latigazos de buen guión, además es una película donde trata el tema del tiempo y de lo que ya no vuelve que es algo que me atrapa casi siempre. No creo que sea una película pretenciosa ni exagerada, está justa en las medidas, la presentación del personaje principal es sencillamente genial y las bofetadas a los artistas que van de artistas a lo largo de toda la película me parecen muy buenos, todo el mundo destaca la escena de la performance, pero yo me quedo con lo que le dice él a una amiga en una de las fiestas "querida, llevamos conociéndonos 50 años y siempre me recuerdas que no tienes televisor en casa" jaja, a la gente no le gusta no tener televisor, lo que les encanta es que tú lo sepas. En fin Mr N. creo que viendo lo que se llevó el Oscar este año, esta peli la supera con creces aunque sólo pudiera optar al de habla no inglesa. También me han gustado mucho y han peleado con ésta, The Hunter y Stoker. Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Es difícil competir en cantares con el ruiseñor,
    ¡Y qué decir de los colores de los lirios del campo!
    O del perfil perfecto, del volumen exacto del diente alto
    Y helado de la montaña. Recreamos desde siempre
    Esas imágenes. Está bien que busquemos el arte
    En nosotros, que, incansables, vayamos una y otra y
    otra vez a los orígenes profundos de donde procedemos,
    Pero creo que el Gran Arte solo aparece cuando,
    Destinado a otros, intenta mejorar su condición de humanos.
    N.

    ResponderEliminar
  4. ¿El Gran Arte?
    Vaya estupidez pedante....el Arte jamás busca mejorar ninguna condición. El Arte sólo es expresión, expresión humana. Las finalidades, las buscan los otros.
    Pero está bien tu prosa, muy artística...
    mr-K

    ResponderEliminar