lunes, 17 de marzo de 2014

Apunte para una pesadilla


Ojalá lo cerrante en esta noche,
lo clausurante ahora que la tinta
como vino imposible,
como cuchillo de broma, la pluma
con sangre incorporada que si pincha
escribe "duermes junto al que escribe
sobre el misterio hermético de las nueces
y el desconcierto de un perro solo.
Los antiguos caminos agrietados
desde los que se puede ver la nueva autovía
y al perro solo con su danza de orillas
mirando al potro que hay del otro lado"
cuando llegue la suerte veloz,
la muerte tapizada en cuero azul
con el chillido de niños,
las gafas de sol, el lápiz de labios,

la música naranja del domingo,
serás el perro que mira a los potros,
serás el perro que lame lo verde
y despertarás chillando:
ha sido horrible, yo miraba

desde los puentes viejos esa danza
de animal hacia los potros,
yo miraba acercarse el coche verde,
yo era ese perro bailando a la muerte.
Ha sido horrible como una cosa última.
Tú estabas detrás del árbol mirando,
escribiendo deprisa y todo,
deprisa y todo,
mirando a ver si de una vez por nunca.
Abrázame.
Ha sido horrible como una cosa última.
Como el poema que dices que te cierra,
como el poema que dices que no acabas.

Iván Onia Valero

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada