miércoles, 27 de febrero de 2013

Semáforos rojos (parada 4)

El pulso de miradas había empezado una semana atrás.
Finalmente, una de ellas no soportó la belleza constante del oponente
y se suicidó en un abrir y cerrar.


Iván Onia Valero

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada